Mesero

¡Orden en las mesas, por favor!

Habéis elegido con mimo el lugar donde vais a celebrar la boda con los vuestros, habéis probado el menú poniendo en ello todas y cada una de vuestras papilas gustativas para elegir los mejores platos. Incluso quienes os acompañaron a la prueba dieron su visto bueno. Pero ahora llega lo difícil: colocar a los invitados en las mesas.

Vale, podríais dejar que cada uno se sentara donde quisiera y pudiera, pero no os apetecen malos rollos porque Tito y Maricarmen no se han podido sentar juntos por haber llegado más tarde. O porque la tía María no se habla con el tío Andrés y, mira tú por dónde, los dos únicos sitios libres que quedan en todo el restaurante están pegaditos uno al otro en la misma mesa.

No, mejor dejarlo todo bien organizado para que reine la armonía en vuestra fiesta. Pero si no habéis planeado un evento de esos de etiqueta y protocolo porque vosotros sois menos encorsetados y os gusta lo sencillo y lo divertido, ¿por qué no colocar un mesero en la entrada para que todo el mundo consulte dónde tiene que sentarse? ¿Y si le añadimos unas tarjetas colocadas en cada mesa para que nadie se líe con los números?

Pues pedid por esa boquita, que nosotros os lo hacemos así de chulo.

 

Meseros originales

Meseros originales

 

Envíanos un whatsapp
Envíanos un whatsapp
Ir arriba